Empresas inclusivas y más productivas

Empresas inclusivas y más productivas

Tener personas que tradicionalmente han sido excluidas del mercado laboral, va más allá de la responsabilidad social.

¿Qué le puede aportar a una empresa una persona con síndrome de Down o en situación de discapacidad o un excombatiente de grupos armados? Alrededor de estas personas existen muchos prejuicios que impiden ver sus capacidades para brillar en una empresa.

Sin embargo, cada vez son más las empresas que los vinculan, les permiten sentirse útiles, aportar al crecimiento, la creatividad, productividad y rentabilidad.

De acuerdo con la Guía para la Producción de Empleo Inclusivo de la Fundación Corona, la Fundación ANDI y ACDI, la inclusión trae ventajas como:

  • Mejor clima laboral.
  • Menor ausentismo y rotación de personal.
  • Mejor trabajo en equipo, nuevas miradas y más innovación.
  • Mayor compromiso y motivación de todos los colaboradores.
  • Reputación e imagen corporativa positiva.

Organizaciones como McDonald`s, Johnson & Johnson, Natura, Juan Valdez y Sodexo se destacan por tener una cultura laboral inclusiva, que a partir de sus necesidades evalúa qué cargos pueden ocupar estas personas y de esta forma sobresalir en el mercado. 

Karibik, inclusión y sentido de pertenencia

En el área de empaques de Karibik trabajan dos personas con síndrome de Down, Diego y Catalina, quienes tienen el cargo de Embajadores de Corazón. Según Diana Gómez, jefe de Talento Humano, “son ejemplares, hacen cada cosa con amor, entrega y pasión, valoran mucho su trabajo, tienen gran sentido de pertenencia y sensibilidad, son organizados, siguen instrucciones y no pierden tanto tiempo”.

Otro embajador es Carlos, que trabaja como anfitrión en una de las tiendas de la marca. La idea de Karibik consiste en ampliar el número de embajadores en sus tiendas. “Una de las grandes ganancias de tenerlos en nuestro equipo es que aportan verdaderamente a la productividad y sobre todo, motivan a sus compañeros a ser más sensibles y más humanos”, dice Gómez.

La tercera edad también es productiva

Compañías como Starbucks México demuestran que la tercera edad aporta productividad y experiencia cuando es incluida en las organizaciones. Abrió una tienda en la que todos los empleados son mayores de sesenta años, que se desempeñan como baristas, supervisores o coffee masters y trabajan en turnos de 6,5 horas. Un ejemplo de que estas personas pueden seguir siendo y sintiéndose útiles.

Prensa Inexmoda
ADMINISTRATOR
PROFILE

Entradas relacionadas

Leave a Comment

You must be logged in to post a comment.

WhatsApp chat